Los alumnos del primer ciclo de Primaria han disfrutado de un divertido día en Micrópolix.

En esta ciudad hecha a su medida han jugado a ser mayores y han reforzado valores como el esfuerzo y el trabajo.

Han experimentado situaciones cotidianas y de la vida real como si fueran adultos. Para ello, con la ayuda de los monitores, han aprendido las características de cada uno de los trabajos a los que podían acceder y han ganado eurix como recompensa. También han conseguido un pasaporte de ciudadano en el cual se han ido añadiendo sellos según participaban en las actividades.

¡Ha sido un día estupendo!